Cristina Yebra Cañardo

Mi nombre es Cristina Yebra Cañardo, aunque todo el mundo me llama Cris. Nací el 30 de Mayo de 1991 en Huesca y hasta que empecé la universidad viví en Loarre. Si no has tenido la suerte de poder visitarlo, ahí se encuentra el castillo románico mejor conservado de Europa (y del mundo). 

Como habrás podido observar me encanta mi tierra, su gente y sus parajes. Aunque no lo parezca, una de mis grandes pasiones es viajar y descubrir otras culturas. Especialmente, me encanta conocer otras culturas gastronómicas para después, poder transportarme desde mi casa y recordar esas magníficas experiencias.

A nivel laboral me considero una persona muy metódica y ordenada. Por ese motivo, cuando estoy fuera de la consulta me encanta disfrutar de los planes improvisados con amigos, familia y con todo aquel que se una al plan.

¿Por qué decidí estudiar Nutrición Humana y Dietética?

Gracias a mi hermano Iván, he crecido dentro del mundo del ciclismo rodeada de bicicletas, maillots, risas, lágrimas, copas, amigos y viajes constantes. El ciclismo hizo que decidiera estudiar una carrera sanitaria para no dejar de estar vinculada con ese magnífico deporte. Durante varios meses dudaba si estudiar fisioterapia o podología. Finalmente, como buena Aragonesa, decidí hacer caso omiso a todas las recomendaciones y envié mi solicitud para estudiar podología. Como podrás deducir, algo salió mal. Me equivoqué al marcar unas casillas y me eligieron en una universidad a la cual no quería ir. 

Después de muchas lágrimas, no lo negaré, decidí estudiar una carrera en Huesca. De esta forma, podría conseguir que me convalidaran alguna asignatura cuando enviara la solicitud de podología al año siguiente.

Seguro que ya empiezas a imaginarte que sucedió cuando, por casualidad, descubrí mi auténtica vocación: La nutrición. Tras estudiar la diplomatura de Nutrición Humana y Dietética (Universidad de Zaragoza), tenía claro que necesitaba especializarme en nutrición deportiva. Ese mismo año comencé a estudiar un Máster en Cineantropometría y Nutrición Deportiva (Universidad de Valencia). Sin embargo, no me aportó todo aquel conocimiento que yo esperaba. 

Por ese motivo, comencé a trabajar como camarera para poder continuar con mis estudios. Realicé un Máster en Iniciación a la Investigación en Ciencia y Tecnología de los Alimentos (Universidad de Zaragoza) el cuál me aportó una visión mucho más científica de la nutrición, de los alimentos y de la industria alimentaria. 

En ese Máster conocí a Paula, quién también había estudiado la carrera de Nutrición y tenía una visión muy parecida a la mía sobre la forma de trabajar como nutricionista. Ninguna estábamos a favor de las dietas, de las prohibiciones y del método convencional. Por eso, decidimos crear un programa de educación nutricional para ayudar a nuestro círculo más cercano. Como complemento creamos un Instagram llamado @rompiendodietas. Así comenzamos a compartir platos saludables y apetecibles para poder demostrar que comer de una forma sana no está reñido con comer delicioso

Paula se mudó a Dublín (Irlanda) para dedicarse a la industria alimentaria y yo decidí continuar al mando de Rompiendo Dietas. Siempre le estaré muy agradecida a mi «sosi» por haberme dado ese gran empujón. 

Seguidamente, comencé a trabajar como nutricionista en Zaragoza y finalmente en Huesca, sin dejar de realizar muchos cursos y formaciones. Finalmente, en Septiembre de 2018 decidí abrir mi propia consulta de nutrición dentro de NAVTA Espacio Salud. 

Desde ese día no he dejado de formarme ni un solo mes del año para conseguir ayudar de una forma totalmente personalizada a cada persona que confía en mi trabajo. Sin ninguna duda, creo sinceramente que la clave del éxito es la empatía y el saber transportarte en cada consulta al asiento del paciente

 

Cristina Yebra Cañardo

cristina-yebra-canardo