Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Lipedema: Más Allá de la Estética

En el vasto panorama de las enfermedades, el “lipedema” es un término que podría no sonar familiar para muchas personas. Sin embargo, esta afección crónica y poco comprendida afecta a un número significativo de personas en todo el mundo, en su mayoría mujeres. Desde nuestra consulta de psiconutricion Huesca Rompiendo Dietas, queremos explorar qué es el lipedema, sus síntomas, causas, diagnóstico y las opciones de manejo disponibles para quienes lo padecen.

Definiendo el Lipedema

El lipedema es una enfermedad crónica del tejido adiposo que se caracteriza por una acumulación desproporcionada de grasa en ciertas áreas del cuerpo, como las piernas y, en algunos casos, los brazos. A menudo se confunde erróneamente con la obesidad, pero a diferencia de esta última, el lipedema no suele responder bien a la dieta y al ejercicio.

Por desgracia nos hemos encontrado en más de una ocasión en consulta a clientas con esta condición, que vienen muy sugestionadas por el medio. Por lo general, acuden pensando que hacen algo mal, que no saben hacer deporte o que las dieta son les funciona. Pero, como explicaremos a continuación, se necesita mas ayuda que una alimentación equilibrada.

Síntomas del Lipedema

Los síntomas del lipedema pueden variar en severidad, pero típicamente incluyen:

  • Acumulación de grasa en las piernas y los brazos: Las personas con lipedema tienden a tener una acumulación de grasa desproporcionada en estas áreas, creando un aspecto “con forma de columnas” en las extremidades.
  • Sensibilidad al tacto: La piel sobre las áreas afectadas a menudo es sensible al tacto y puede ser dolorosa incluso con un toque ligero.
  • Hematomas fácilmente: Las personas con lipedema pueden experimentar hematomas con facilidad y sin una causa aparente, debido a la fragilidad de los vasos sanguíneos en el tejido afectado.
  • Inflamación y dolor: A medida que la enfermedad progresa, puede causar inflamación crónica en las extremidades afectadas, lo que lleva a dolor y malestar.
  • Pérdida de la función: En casos avanzados, el lipedema puede afectar la movilidad debido al aumento del peso y la hinchazón en las extremidades.

Causas del Lipedema

Aunque las causas exactas del lipedema aún no se comprenden completamente, parece tener una base genética. A menudo, se observa que la enfermedad se presenta en familias, sugiriendo un componente hereditario. Se cree que las hormonas también desempeñan un papel importante, ya que la mayoría de los casos se diagnostican después de la pubertad o eventos hormonales significativos, como el embarazo.

Diagnóstico y Diferenciación

El diagnóstico preciso del lipedema puede ser un desafío, ya que se asemeja a otras condiciones, como la obesidad y el linfedema. Sin embargo, un médico experimentado puede identificarlo mediante la observación clínica y la historia clínica del paciente. Las pruebas adicionales, como la resonancia magnética, pueden ayudar a diferenciar el lipedema de otras condiciones similares.

Manejo y Tratamiento

Aunque no existe una cura definitiva para el lipedema, hay opciones de manejo que pueden ayudar a aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida de las personas afectadas. Algunas estrategias incluyen:

  • Compresión: El uso de prendas de compresión puede ayudar a reducir la hinchazón y aliviar el malestar.
  • Terapia física: La terapia de drenaje linfático manual y el ejercicio supervisado pueden ser beneficiosos para reducir la acumulación de líquido y mejorar la circulación.
  • Estilo de vida saludable: Aunque el lipedema no responde típicamente a la pérdida de peso, mantener un peso saludable y llevar un estilo de vida activo puede ayudar a minimizar la progresión de la enfermedad.
  • Cirugía: En casos severos y después de agotar las opciones no quirúrgicas, algunos pacientes pueden considerar la cirugía liposuctiva para eliminar el exceso de grasa. Sin embargo, es importante destacar que la cirugía no garantiza una cura completa y debe ser discutida con un profesional médico experimentado.

El lipedema es una condición médica que va más allá de la percepción estética. Afecta la vida de quienes lo padecen en múltiples niveles, desde lo físico hasta lo emocional. La falta de comprensión y conciencia sobre el lipedema puede llevar a retrasos en el diagnóstico y la intervención adecuada. Ocasionando daños psicológicos muy duros en muchas personas, que pueden acarrear años. Si ves que algo no funciona, aun llevando una buena alimentación y moviéndote con regularidad, busca ayuda.

Más
articulos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×