Psiconutrición tras un Bypass gástrico

El Bypass gástrico es una intervención quirúrgica bariátrica que se realiza para tratar la obesidad mórbida. El objetivo de los pacientes al realizarse esta operación es disminuir su porcentaje de grasa corporal, para de esa forma aliviar su salud. Al ser una cirugía mayor la recuperación es lenta, por lo que debe tratarse minuciosamente para que los resultados se mantengan de forma saludable y prolongada.

Se trata de una intervención que cada día se realiza más a menudo. Esto se debe a que las personas tenemos más problemas de obesidad o sobrepeso por el estilo de vida  estresante y sedentaria que llevamos. Como consecuencia hemos tenido que crear un sistema para remediar esto, y es el Bypass. Para llevarla a cabo es necesario acudir a un centro médico y recibir la atención de los profesionales de la medicina..

Una vez pasada la parte operatoria comienza la aventura. Es decir, los cuidados, las revisiones, los tratamientos y las dietas. Ya sabes, que desde nuestra consulta de psiconutrición Huesca Rompiendo Dietas, no nos gusta hablar de dietas, tal como se conocen en la actualidad. Pero lo cierto es que, las personas tras realizarse un  Bypass gástrico deben llevar una un poco más estricta por su nueva condición.

Esta operación supone un antes y un después en la vida de los pacientes, no solo por su nueva alimentación sino por la carga emocional con la que cargan. La mayoría de personas que se hacen un Bypass es porque su obesidad está muy descontrolada y bajar de peso de forma tradicional ya es muy complicado por distintos factores. Cuando una persona convive muchos años con una obesidad muy desmesurada su parte emocional también queda dañada.

Esto se debe al desgaste físico y mental que supone lidiar en nuestra cultura con un problema que puede llegar a ser muy limitante. Antes y después de tomar esta decisión, es aconsejable trabajar con un psiconutricionista, para poder hacer un trabajo holístico de todas las áreas y así avanzar de forma consciente.

Cambios en el paciente antes del Bypass gástrico

A continuación veremos cómo evoluciona un paciente gástrico durante su proceso:

Emociones previas a la operación

El paciente antes de la intervención suele sentirse frustrado y tomar esta decisión para mejorar su calidad de vida no es sencillo. El camino que llevan recorrido es largo, así como lleno de dietas restrictivas y atracones, por eso contar con un acompañamiento psicológico en esta etapa es fundamental.

Tomar esta decisión es difícil, por lo que  el paciente también suele estar feliz de poder cambiar su vida, pero el miedo y la insatisfacción lo acompañará mucho tiempo.

Emociones post-operación

Una vez que el paciente sale de la operación, sus emociones y su físico estarán afetados durante unos días. Es momento de mantener la calma y darle herramientas para que pueda aceptar su nuevo camino.

Nutricionalmente hablando, la dieta cambiará mucho, sobre todo las primeras semanas o meses. Al principio solo podrá tomar líquidos o purés, luego podrá ir incorporando alimentos sólidos pero suaves, como la gelatina u otras comidas hervidas y blandas.

Pasar de comer normal o en exceso a ingerir solo líquidos es un cambio muy brusco,por eso es importante prepararse para no caer en la angustia y la desesperación. Contar con ayuda psicológica nos hará caminar por este proceso de forma más segura y confortable. Los cambios siempre dan miedo, pero todo empieza y acaba. Los Los primeros meses llegarán a su fin y se podrá llevar una alimentación más variada aunque siempre controlada.

Emociones durante el camino

Hay que tener en cuenta que una vez se haya hecho la operación, por la cual nuestro estómago menguará, nunca se podrá o se deberá volver a comer igual. No es algo milagroso, su efectividad solo dura algo más de dos años, por lo que en caso de no cambiar los hábitos volveremos a coger peso.

El paciente debe trabajar esto de manera profunda, buscar la forma de comer sano y variado, porque puede desnutrirse si no lo hace. Además, deberá ser constante y empezar a llevar una vida más activa para que al cumplir los dos años no haya un retroceso. No es un camino fácil, pero sí posible, por ello busca ayuda de una psiconutricionista Huesca.

Cambios emocionales

El paciente sufrirá una serie de cambios emocionales positivosen muchos casos:

  • Tendrá más vitalidad y estará dispuesto a hacer más cosas
  • Mejor humor y menos insatisfacción
  • Aumento de la autoestima al sentirse más realizado
  • Mayor sensación de ligereza
  • Disminuirán los niveles de ansiedad y depresión
  • Mejor relación con la comida

Más
articulos

Sin categoría
Cristina Yebra Cañardo

Súper-Albóndigas de pollo rellenas

Para salir de la rutina y sorprender a nuestros invitados. Además, es sin gluten. Estas albóndigas se podrían acompañar con una salsa casera de tomate, cebolla y pimientos del piquillo.

Read More »

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter

×