Cómo puede afectar el consumo de azúcar en la mujer

Cada vez tenemos más conciencia sobre cómo afecta el azúcar a nuestro organismo, pero en esta ocasión queremos hablar de este tema desde una perspectiva más específica. Abordaremos como el consumo de azúcar en la mujer puede afectar de manera negativa a su salud. El azúcar blanca, refinada no es un nutriente que el cuerpo necesite de forma natural, pero a unos organismos se verán más impactados que a otros debido a su biología.

Cuando los niveles de azúcar en sangre en la mujer se descontrolan pueden aparecer varias patologías como infecciones vaginales o riesgo de ovario poliquístico. Debemos ser conscientes que los niveles de azúcar en sangre están estrechamente relacionados con la salud femenina, pues las mujeres somos más sensibles a este factor debido a múltiples factores que expondremos a continuación.

Además, se ha demostrado que las mujeres sentimos una mayor debilidad por el dulce. Esto se debe en parte a las hormonas durante los ciclos menstruales, pues estas hacen que los niveles de azúcar bajen y, por lo tanto, nos inviten a comer más.

Cómo puede afectar el consumo de azúcar en la mujer

El consumo de azúcar en la mujer puede disparar de forma exagerada los niveles de insulina en sangre, lo que provoca el aumento de diferentes sintomatologías. Pero desde nuestra consulta de psiconutrición Huesca queremos hacer aquí un paréntesis y matizar. El azúcar en sí no es tóxico, no es un veneno, es el exceso de azúcar refinada la que provoca problemas de salud física y emocional de forma largoplacista.

La cuestión es no abusar, y por desgracia la mayoría de los alimentos procesados y ultraprocesados llevan sacarosa entre los ingredientes. Por ello es importante ser conscientes de que comemos para no forzar el metabolismo de forma inconsciente. Pero, si sospechas o sabes que tienes algún trastorno de alimentación tipo, anorexia, bulimia, trastorno por atracón, etc. Parad de leer este post aquí y habla directamente con un profesional si este tema te preocupa, pues las cuestiones en los que se trata de las contraindicaciones de un alimento puede provocar angustia y ansiedad en otros pacientes.

Una vez aclarado este punto, nos disponemos a hablar sobre cómo el consumo de azúcar en la mujer puede afectar de forma negativa a diferentes patologías que puede padecer.

Sensibilidad de la mujer a la glucosa en exceso

Tener los niveles de glucosa elevados está relacionado con diabetes, hipertensión, caries, etc. Pero aunque esas enfermedades estamos todos expuestos por el alto consumo de azúcar, en las mujeres aumenta el riesgo, pues el riesgo es mayor y puede causar más patologías fácilmente.

Variaciones del azúcar durante el ciclo menstrual

Estos niveles suelen variar ligeramente a lo largo del ciclo menstrual, cuando los estrógenos aumentan (una semana antes de la menstruación) la glucosa disminuye y por eso la ansiedad de comer algo dulce se hace presente. Además, se sospecha que ante el aumento puntual de progesterona las células se hacen resistentes a la insulina y los niveles de azúcar empiezan a aumentar. Por lo tanto, la alteración ya sea en aumento bajado de la glucosa afecta a la gestión de las hormonas. 

Predisposición a la obesidad

El exceso de glucosa se suele acumular en forma de grasa en el organismo, en consecuencia, la mujer tiende a almacenar un 10 % más que el hombre. Esto suele darse sobre todo en la zona abdominal o de caderas. Por ello es necesario mantener los niveles de glucosa en sangre estable, para gestionar de forma correcta esta posibilidad,

Posibles problemas cardiovasculares

Cuando el organismo acumula un mayor porcentaje de grasa, las posibilidades de padecer diabetes. Esto aumenta el porcentaje de mujeres que pueden padecer una enfermedad coronaria en comparación con los hombres. Con la llegada de la menopausia esto incrementa, pues la secreción del páncreas disminuye, por lo que la resistencia a la insulina se vuelve mayor. Tener hiperglucemia hace que aumenten los triglicéridos y el colesterol malo. Lo que se traduce en un mayor riesgo para el corazón.

Infecciones vaginales

Disminuir el consumo de azúcar refinado es una ayuda extra para combatir las infecciones vaginales. Los hongos se desarrollan con mayor proliferación cuando el azúcar en sangre es elevado, alterando la flora vaginal y mutando el pH.

Síndrome de ovario poliquístico

Este es un trastorno hormonal que provoca acné, vello facial, etc. Su origen no está claro, pues hay mujeres con y sin obesidad que lo padecen. A lo único que se ha llegado en claro es que llevar una dieta de índice glucémico bajo puede ayudar a prevenir algunos de sus síntomas. Es un trastorno complicado, y en ocasiones lo mejor es acudir a una consulta de psiconutrición, donde poder abordar no sólo los efectos fisiológicos sino también psicológicos del tema.

Fatiga y agotamiento

Cuando hay hiperglucemia, el cuerpo comienza a liberar las hormonas del estrés, que son cortisol y epinefrina. Esas subidas y bajadas causan fatiga, malestar, dolores de cabeza, etc. Todo ello sumado a la carga mental que tenemos nos acaba debilitando y generando mal humor día tras día.

Más
articulos

Sin categoría
Cristina Yebra Cañardo

Súper-Albóndigas de pollo rellenas

Para salir de la rutina y sorprender a nuestros invitados. Además, es sin gluten. Estas albóndigas se podrían acompañar con una salsa casera de tomate, cebolla y pimientos del piquillo.

Read More »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
×