Dieta para endometriosis

La endometriosis es una patología ginecológica crónica que afecta a muchas mujeres, y que en ocasiones no es detectada a tiempo, por lo que las consecuencias se agravan. Esta afección se caracteriza por la presencia de tejido endometrial fuera del útero, provocando fuertes dolores durante la menstruación. Aunque es un tema médico, el tratamiento puede ser más holístico, dado que una dieta para endometriosis puede ser de ayuda en determinados casos.

Es una enfermedad inflamatoria que causa muchos problemas a las mujeres que les provoca serios problemas, como infertilidad, ciclos irregulares, dolores o perdidas menstruales, e incluso problemas intestinales. Se desconoce la causa que origina la endometriosis, no tiene cura, por lo tanto, solo nos podemos centrar en paliar la sintomatología, reducir el daño y así mejorar la calidad de vida de nuestras pacientes.

Como muchas ya sabéis, en nuestra clínica de psiconutrición online Huesca Rompiendo Dietas, también trabajamos otros aspectos: nutrición, psicología, sexología, etc. Es por ello que trabajamos diferentes dolencias desde todas las perspectivas, para poder dar a nuestros usuarios la mejor atención posible. En esta ocasión hablaremos sobre endometriosis alimentos y los nutrientes que se aconsejan o desaconsejan para paliar los síntomas.

Dieta para endometriosis

El término dieta no nos gusta especialmente desde nutrición Huesca, pero lo utilizamos para hacer referencia a ciertas pautas que se recomiendan para poder conseguir un objetivo saludable. En este caso lo que se busca es mejorar los síntomas de la endometriosis usando la alimentación como una herramienta complementaria a las pautas ya dictadas por un médico.

La endometriosis es una enfermedad inflamatoria, esto se debe a que el sistema inmunitario no puede reabsorber el tejido endometrial, lo que provoca inflamación que afecta al sistema inmune. Además, los estrógenos también juegan una pieza clave, pues el hiperestrogenismo es producido por un desequilibrio metabólico, lo que induce al crecimiento de los tejidos endometriales en otras partes del cuerpo, empeorando la inflamación e incrementando el dolor.

La dieta para endometriosis se basa en intentar reducir los niveles de estrógenos y disminuir la inflamación en los órganos del cuerpo. La intervención alimentaria que solemos llevar a cabo en nuestra consulta de nutricionistas en Huesca son las siguientes:

Elementos a reducir

Existen alimentos o sustancias que deben ser eliminadas del consumo dado que son contraproducentes para esta enfermedad:

  • Alcohol: las bebidas alcohólicas solo empeoran la situación, dado que inhiben la secreción de estrógenos, lo que produce un aumento de su concentración en el organismo. Esto afecta al sistema inmune seriamente.
  • Histamina: el útero es un órgano muy sensible a la histamina, pues es un compuesto que está involucrado en las respuestas del sistema inmune. A mayor concentración de estrógenos más histamina, es por ello que se intenta reducir en lo posible los alimentos que la contengan o favorezcan su producción. Los alimentos que la contiene son: claras de huevo, mariscos, derivados de la leche, frutos secos, soja, cítricos, calabacín, calabaza, etc.
  •  Prostaglandias 2: son grasas que el cuerpo produce a partir de los ácidos grasos que consumimos regularmente. Los alimentos que poseen prostaglandias tipo 2, se aconseja también reducirlos, como serian: bollería industrial, azúcares simples, embutidos, bebidas energéticas, etc.

Nota importante que debéis tener en cuenta, cada cuerpo es diferentes, y como habéis observado pudiera parecer que todos los alimentos están prohibidos, y nada más lejos de la realidad. Una vez en consulta se analizara cada caso y se equilibrara una dieta en la que estén incluidos muchos de los productos anteriores, pues en el equilibrio de ciertas cosas está la clave.

Elementos a aumentar

Existen otros alimentos que deben comenzar a consumirse de forma regular para regular los estrógenos y ayudar a disminuir la inflamación del cuerpo:

  • Prostaglandinas tipo 1 y 3: igual que hemos dicho que el tipo 2 debe reducirse, los tipos 1 y 3 deben aumentarse. Los alimentos ricos en omega-3 contienen propiedades inflamatorias: pescado azul, nueces o aceite de semillas.
  • Vitamina D: en artículos anteriores hemos hablado de la importancia de la vitamina D para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. Tener los niveles de vitamina D óptimos ayuda a tener buenas respuestas inflamatorias e inmunitarias. Aunque la exposición solar es clave para su absorción, también puede encontrarse alimentos.
  • Potenciar el consumo de especias antiinflamatorias como el jengibre, clavo, cúrcuma, canela o el perejil.
  • Quercetina: es un componente que inhibe la secreción de histamina, se puede encontrar en vegetales y semillas: cebolla, brócoli, frutos rojos, etc.

Hemos hablado sobre como disminuir la inflamación con dieta para endometriosis, pero aún no lo hemos hecho sobre cómo gestionar los niveles de estrógenos también a través de los alimentos. Esto lo haremos en un artículo independiente, dado que es un poco más extenso y complejo, pero también imprescindible para poder mantener los síntomas de la endometriosis gestionados.

Más
articulos

torti pizza
Sin categoría
Cristina Yebra Cañardo

Torti-pizza

Una cena tan ligera como deliciosa, ideal para acompañar una buena ensalada mixta.

Read More »

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter

×