Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Qué es la difusión sexual en la menopausia?

Uno de los puntos que más trabajamos en mujeres maduras en nuestra consulta de psiconutrición Huesca Rompiendo Dietas es la difusión sexual en la menopausia. Es un tema complejo que debe tratarse desde diferentes aspectos, pues en él intervienen más de un factor. Por ello, en esta ocasión, queremos hacer una introducción de lo que es la menopausia y cómo esta afecta a muchos factores de la vida de las mujeres, como puede ser el peso o el bajo interés sexual.

¿Qué es la menopausia?

La menopausia es un proceso natural que ocurre en la vida de una mujer, marcando el fin de su capacidad reproductiva. Se define como el cese permanente de la menstruación durante al menos 12 meses consecutivos, lo que indica que los ovarios han dejado de producir óvulos.

Suele presentarse en torno a los 45 y los 55 años de edad, aunque en algunas mujeres puede ocurrir antes o después de ese rango de edad. Su detonante es una bajada drástica en los niveles de las hormonas femeninas, estrógeno y progesterona, disminuyen gradualmente y dejan de ovular. Lo que provoca que las mujeres pueden experimentar diversos síntomas, como sofocos, sudores nocturnos, sequedad vaginal, cambios de humor, insomnio, aumento de peso y disminución de la libido.

Es importante destacar que la menopausia no es una enfermedad, sino un proceso natural del envejecimiento de la mujer. Sin embargo, puede haber un aumento del riesgo de ciertas enfermedades como la osteoporosis, enfermedades cardiovasculares y el cáncer de mama, por lo que es relevante mantener un estilo de vida saludable y acudir a consultas médicas regulares.

¿Qué es la difusión sexual en la menopausia?

La difusión sexual en la menopausia es un proceso holístico, es decir, puede verse acentuada tanto por problemas culturales, sociales como por supuesto hormonales. En todos los casos, el resultado final es el mismo, falta de ganas de mantener relaciones sexuales, lo que supone un conflicto para la persona que lo padece.

La pérdida de hormonas masculinas, en especial la testosterona, está asociada a la disminución del deseo, dado que puede provocar cierta rigidez del epitelio vaginal. Por otro lado, la baja producción de hormonas femeninas, como los estrógenos, provoca lubricación vaginal. Esto último está estrechamente relacionado con una menor síntesis de la enzima eNOS, que a su vez cataliza la síntesis del óxido nítrico.

Cuando esto sucede, aparece una deficiencia vascular, que dificulta el aporte sanguíneo en los órganos genitales, concluyendo en una disminución de la erección del clítoris, de los pezones y de la lubricación de la vagina. De ahí que muchos estudios médicos se estén enfocando en cómo conseguir equilibrar el Óxido Nítrico.

Nutrición y menopausia

Como comentábamos anteriormente en la difusión sexual en la menopausia pueden verse afectados varios factores además del hormonal. También está el cultural y el nutricional. Llevar un estilo de vida saludable es clave para poder mejorar cualquier circunstancia que nos sobrecoja. Como es lógico no va a curar una deficiencia hormonal, pero puede ayudar a equilibrarlos y a mejorar la sintomatología. Por ello os contamos una serie de consejos para aportar un extra de salud durante el periodo menopáusico:

  • Es necesario aumentar el ejercicio físico, específicamente el de fuerza. Esto se consigue con tablas de ejercicio o practicando deportes de resistencia. El fortalecimiento del músculo será clave para mejorar las subidas inesperadas de peso e incluso el aumento de la insulina en sangre.
  • Dependerá de la complexión física de cada persona, pero como media se debe consumir más proteína, unos 25 gramos en todas las comidas (desayuno, comida y cena). Procura que estas sean magras si van a proceder de origen animal (salmón, yogur natural, queso) o proteínas completas si van a ser vegetales (arroz con lentejas).
  • Comer verduras y frutas varias veces al día: las verduras son indispensables, son bajas en calorías, pero muy altas en nutrientes y antioxidantes, los cuales son indispensables durante este periodo.
  • Mantenerse activos es necesario, aparte de llevar a cabo actividades deportivas, es bueno intentar movernos un poco más. Si tienes oportunidad sube las escaleras, ve caminando a los sitios, esto mejorará el metabolismo y el riego sanguíneo en el cuerpo.
  • Acude al médico cuando los primeros síntomas aparezcan, para poder ir tratando las afecciones de forma personalizada, pues cada mujer es diferente.

La bajada de hormonas y vitaminas en el cuerpo hacen que el organismo se desestabilice y no funcione correctamente. Por ello, tener una buena fuente de energía a través de alimentos sanos permitirá al cuerpo poder funcionar, desarrollar musculatura, contar con complejos vitamínicos y reestructurarse mejor.

Ante todo, es importante no frustrarse, es un periodo complicado, pues la menopausia desequilibra el cuerpo y la mente. Trabajar en ello desde el principio será clave para mejorar la salud y paliar los diferentes síntomas que irán apareciendo a lo largo de los años.

Más
articulos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
×