Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Fases de la menstruación

Las mujeres pasamos por diferentes fases de la menstruación a lo largo del mes, que afectan significativamente a nuestro cuerpo y a nuestra mente. Esto se debe a las fases de la menstruación, en las cuales se debería tener en cuenta una serie de cuidados, los cuales vamos a tratar en los siguientes párrafos. Por desgracia este es un tema muy poco abordado desde el ámbito de la salud, pero desde nuestra clínica de psiconutrición Huesca Rompiendo Dieta, queremos aportar nuestro granito a la divulgación.

Fases de la menstruación

La menstruación se divide en cuatro fases, que ocupan todo el mes al completo, y por las que pasamos las mujeres menstruantes.

Fase menstrual

También conocida como menstruación, esta fase marca el inicio del ciclo menstrual. Comienza cuando el revestimiento del útero (endometrio) se desprende debido a la falta de implantación de un óvulo fertilizado. Esta fase se caracteriza por el sangrado vaginal, que puede durar de 3 a 7 días.

Fase folicular

Después de la menstruación, el cuerpo comienza a prepararse para la ovulación. Durante esta fase, los niveles de hormonas, como el estrógeno, comienzan a aumentar. Esto estimula el crecimiento de varios folículos en los ovarios, y uno de ellos se desarrolla en el folículo dominante. El folículo dominante libera estrógeno y provoca un aumento en el espesor del revestimiento uterino.

Ovulación

Esta fase ocurre aproximadamente a la mitad del ciclo menstrual, alrededor del día 14 en un ciclo típico de 28 días. El folículo dominante se rompe, liberando un óvulo maduro en las trompas de Falopio. La ovulación es el momento más fértil del ciclo menstrual, y si se produce la fertilización, es en estas fases de la menstruacióncuando ocurre.

Fase lútea

Después de la ovulación, el folículo dominante se convierte en el cuerpo lúteo, una estructura temporal que produce progesterona. La progesterona ayuda a preparar el útero para un posible embarazo al engrosar aún más el revestimiento uterino y promover un entorno adecuado para la implantación del óvulo fertilizado. Si no se produce la fertilización, el cuerpo lúteo se desintegra, los niveles de hormonas disminuyen y se inicia un nuevo ciclo menstrual con la fase menstrual.

Es importante reconocernos a nosotras mistas en qué fase nos encontramos, pues ser la única manera de poder gestionarnos y alimentarnos acorde a la situación. Además, la menstruación es un indicativo de salud, cuando esta falta, falla, o persiste, puede ser que algo no esté funcionando del todo bien y se debe acudir a un profesional médico lo antes posible.

Cambios físicos y psicológicos, debida fase de la menstruación

Durante cada fase de la menstruación notaremos una serie de cambios que debemos entender

Cambios durante la fase de la menstruación

  • Dolor abdominal y cólicos:. Estos cólicos pueden variar en intensidad y se producen debido a las contracciones del útero para expulsar el revestimiento.
  • Sensibilidad o dolor en los senos: Algunas mujeres pueden experimentar sensibilidad o dolor en los senos durante la fase menstrual debido a los cambios hormonales.
  • Fatiga y cansancio: Es común sentir fatiga o cansancio durante la menstruación debido a los cambios hormonales y la pérdida de sangre.
  • Cambios en la libido: puede haber una disminución en el deseo sexual durante la menstruación, mientras que otras pueden sentir un aumento en la libido.
  • Cambios cognitivos: En ocasiones se puede experimentar cambios en la concentración, la memoria o la claridad mental durante la menstruación.

Cambios durante la fase folicular

  • Aumento de energía: aumento de energía y una sensación de vitalidad, esto se debe al aumento de los niveles de estrógeno, que pueden tener un efecto estimulante en el cuerpo.
  • Mayor libido: se pueden experimentar un aumento en el deseo sexual. Esto se debe a los cambios hormonales y a un aumento de la lubricación vaginal.
  • Mejora del estado de ánimo: Los niveles más altos de estrógeno durante la fase folicular pueden tener un efecto positivo en el estado de ánimo, aumentando los sentimientos de felicidad, bienestar y confianza.
  • Cambios en la piel y el cabello: Cambios en la piel y el cabello durante la fase folicular. La piel puede volverse más clara y radiante, mientras que el cabello puede volverse más fuerte y brillante debido a los niveles hormonales fluctuantes.
  • Aumento de la creatividad y la concentración, esto puede deberse al aumento de la energía y la claridad mental asociado con los niveles de estrógeno más altos.
  • Sentimientos de optimismo: Los niveles más altos de estrógeno durante esta fase pueden influir en un estado de ánimo más positivo y optimista.

Cambios durante la fase de la ovulación

  • Aumento de la temperatura corporal basal: Durante la ovulación, la temperatura corporal basal tiende a aumentar ligeramente. Esto puede ser un indicio útil para detectar el momento óptimo de fertilidad.
  • Cambios en la secreción cervical: la secreción cervical se vuelve más clara, transparente y elástica, similar a la clara de huevo cruda. Esto facilita la migración de los espermatozoides hacia el óvulo para la fertilización.
  • Mayor lubricación vaginal: Esto ayuda a facilitar las relaciones sexuales y la movilidad de los espermatozoides.
  • Aumento del deseo sexual: Los cambios hormonales, especialmente el aumento de la hormona luteinizante (LH), pueden influir en el impulso sexual.
  • Mayor confianza y autoestima: Los niveles más altos de estrógeno y testosterona pueden contribuir a una mayor sensación de bienestar y seguridad.
  • Sensibilidad emocional: Algunas mujeres pueden experimentar una mayor sensibilidad emocional durante la ovulación. Los cambios hormonales pueden influir en las emociones y hacer que las mujeres sean más sensibles a los estímulos externos.

Cambios durante la fase lútea

  • Aumento de la temperatura basal del cuerpo: Después de la ovulación, la temperatura basal del cuerpo tiende a aumentar debido al incremento en la producción de progesterona. Esto se puede utilizar como una señal para determinar el período fértil y la fase lútea del ciclo menstrual.
  • Posibles cambios en los senos: Algunas mujeres pueden experimentar sensibilidad, dolor o hinchazón en los senos durante la fase lútea debido a los cambios hormonales.
  • Retención de líquidos: Durante la fase lútea, algunas mujeres pueden retener líquidos, lo que puede llevar a una sensación de hinchazón o aumento de peso temporal.
  • Síntomas premenstruales: Muchas mujeres experimentan síntomas premenstruales durante la fase lútea. Estos pueden incluir cambios de humor, irritabilidad, sensibilidad en los senos, fatiga, dolores de cabeza y antojos de alimentos.

Más
articulos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter

×