Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Relación entre la comida y una persona altamente sensible

En esta ocasión venimos a hablar de las características que conlleva ser una persona altamente sensible (PAS). Desde hace un tiempo se oye hablar mucho de este concepto y desde nuestra clínica de psiconutrición Huesca Rompiendo Dietas queremos explicar a nuestros usuarios en qué consiste y cómo nos puede afectar ser de esta manera. Cuando hablamos de este tipo de personas hacemos referencia a aquellas que tienen una mayor sensibilidad a la hora de procesar información. Su sistema neurosensorial está más desarrollado que en otras personas y son capaces de sentir más profundamente.

Las personas altamente sensibles no padecen un trastorno ni una patología, es solo un rasgo de personalidad. Por desgracia, esta condición es poco conocida y lo que ha provocado que personas con esta serie de características hayan sufrido mucho a lo largo de su desarrollo y su vida. En ocasiones saber por qué te pasan o por qué se sienten las cosas de una determinada forma ayuda a entender y a trabajar desde otra perspectiva.

Características de una persona altamente sensible (PAS)

Según la doctora Elaine Aron, propulsora de este concepto, se debe reunir cuatro pilares base que se denominan D.O.E.S.:

  • Procesamiento profundo: esto quiere decir que se tiene tendencia a reflexionar y analizar de forma consciente o inconsciente la información de manera contundente.
  • Sobreestimación: se tiene tendencia a la saturación sensorial debido a la percepción de recibir una cantidad de estímulos que no puede procesar. Esto genera un gran estrés por estar expuesta a ruidos u olores.
  •  Alta emocionalidad: se viven ciertas situaciones con gran intensidad emocional debido a su alta capacidad empática. La alegría o la tristeza se viven intensamente, sobrecogiendo a la persona.

Son personas que tienen una alta capacidad neurosensorial que les permite vivir todas sus emociones al límite, ya sea para bien o para mal. Suelen ser personas muy intuitivas y empáticas que saben ponerse rápidamente en el lugar del prójimo.

Papel de la alimentación en una persona altamente sensible

Como ya sabemos, la alimentación es una piedra angular en nuestras vidas y para bien o para mal siempre se ve afectada. Las personas que tienen PAS gastan mucha energía y recursos para intentar procesar información. Para poder mantener un equilibrio y manejar toda esa energía necesitan alimentos que les cuide y les mantenga en un balance.

Además, los alimentos pueden generar emociones que causen aversión o, por el contrario, un gran placer. De ahí que nazcan también ciertas conductas algo nocivas alrededor de la comida. Si se tiene esa sensación, acudir a consulta para tratarlo es la mejor opción.

Consejos para vivir siendo una persona altamente sensible

Al ser una condición más que tenemos, al igual que si fuéramos rubios, altos o bajos, no existe tratamiento ni necesidad de hacerlo. Para ello queremos exponer una serie de consejos para convivir y no estar constantemente en guerra con uno mismo:

Acéptala sin más

No estás enfermo, es solo un rasgo amplio de tu personalidad. Abrázala y busca la forma de sacarle partido a esta situación.

Realiza autoexploración interior

Investiga sobre quién eres, como tu sensibilidad afecta a tu vida y a qué campos, de esta forma podrás prevenir posibles problemas. Es bueno saber qué emociones despiertan en ti las diferentes situaciones conflictivas del día a día, como el estrés, el hambre o el cansancio.

Poner límites

Las personas con PAS absorben una gran cantidad de información que las acaba saturando. Aprender a decir “no” antes exposiciones y peticiones nos ayudará a mantener a raya nuestro estado de ánimo y a no sobresaturarnos rápidamente. Es necesario buscar tiempo para recargarte sino estás constantemente lastrado realizando acciones que no podemos gestionar.

Aprende a no saturarte

Busca formas de recargar energía, espacios o acciones que te permitan conectar contigo y con tus necesidades. Puedes realizar ejercicios, meditación, salir a caminar, escuchar música, pintar o tocar algún instrumento.

Busca a otros PAS

Si estás interesado en ampliar tu círculo de amigos, puedes buscar organizaciones de personas que también lo sean. De esta forma podrás ampliar tu autoconocimiento y encontrarás comprensión en otras personas que ven la vida igual que tú.

Crea un lugar seguro

Sentirse seguro y encontrar un lugar donde descansar es muy importante si eres PAS, pues necesitas poder cortar el riego de información sensorial. Por lo general, las personas PAS sienten un gran apego hacia su casa o habitación, pues es la zona donde pueden disponer de las cosas que necesitan y bajo la intensidad que prefieren.

Si sientes que las situaciones te sobrepasan, busca ayuda. Tener o ser una persona PAS es complicado, existen muchos estímulos en la actualidad que suelen estresar o sobreestimular. Desde nuestra consulta estamos abiertos a poder ayudar y apoyar en esta situación, contando siempre con una cadena de apoyo entre pacientes y profesionales.

Más
articulos

Sin categoría
Cristina Yebra Cañardo

Quinoa a la cubana

Se trata de una receta tradicional con un ingrediente que se ha puesto muy de moda, la quinoa. Nunca falla y es sin gluten.

Read More »

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×