Verduras congeladas

¡Hola!

 

Actualmente debido a nuestro ritmo de vida es poco el tiempo que dedicamos a cocinar comparándolo con el que le dedicaban nuestras abuelas. Por ello solemos tener a mano platos preparados o congelados, generalmente no muy sanos. Insisto que el comer sano no necesita mas tiempo si nos organizamos adecuadamente y uno de los factores claves es tener un buen «fondo de nevera«. En este término incluyo la nevera, el congelador y la despensa.

Todos conocemos la importancia de comer abundantes verduras para tener un gran aporte de vitaminas, minerales y fibra, sin embargo, todos deberíamos comer más. Por eso hoy os quiero enseñar como tener un buen fondo de congelador y especialmente, cómo debemos congelar las verduras. Éstas son una opción saludable, fácil y cómoda a la hora de incluir vegetales en nuestra dieta.

congelar-verduritas

Para comenzar tenemos que localizar un día en el calendario para realizarlo tranquilamente y tener preparada toda la compra. Ese día tenemos que limpiar y trocear todas nuestras verduras favoritas como si las fuéramos a consumir este mismo día pero en grandes cantidades. Cuando estén listas tendremos que escaldarlas durante medio minuto en agua hirviendo, escurrirlas y enfriarlas debajo del grifo. Mientras se enfrían podemos preparar las bolsas de congelación y un buen rotulador permanente.

 

450_1000
Ejemplo de bolsas de congelación con un buen cierre.

 

 

Cuando estén frías y bien escurridas tendremos que envasarlas. Yo recomiendo hacerlo por raciones para que nos resulte más cómodo a la hora de consumirlo. No olvides etiquetar cada bolsa con lo que contiene y la fecha de envasado.

Las verduras que podemos congelar y almacenar en el congelador son numerosas. Estas hortalizas incluyen zanahorias, pimientos, cebollas,  berenjenas, guisantes, judías, coliflor, brócoli, puerros, espinacas, especias, calabacines y muchas otras. Puedes preparar bolsitas individuales o algunas que contengan un poco de todo, ideales para preparar arroces o guarniciones.

Bien preparadas, las hortalizas aguantarán en tu congelador hasta más de 6 meses, listas para el consumo porque no necesitas descongelarlas antes de cocinarlas. Este truco nos ahorrará tiempo a la hora de cocinar y también nos ayudará a evitar que las verduras que consumimos se pongan malas, especialmente en épocas de recolección cuando tenemos cientos de verduras y hortalizas en casa. Se acabó tirar comida.

Espero que os ayude y lo pongáis en práctica porque ayuda mucho en nuestro día a día.

Cris

#rompiendodietas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Más
articulos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *