Relación entre alimentación y fertilidad

¿Existe alguna relación entre alimentación y fertilidad? Esta es una pregunta que solemos escuchar mucho en nuestra consulta de psiconutrición Huesca Rompiendo Dietas. En la actualidad los tiempos de búsqueda de embarazo han cambiado significativamente y la forma de alimentarnos también. A nivel biológico, a mayor número de años más dificultad para quedar embarazadas tenemos las mujeres. Es por ello que buscamos formas de mantenernos saludables para alargar ese ciclo biológico.

Buscar o conseguir que un embarazo llegue a término es en ocasiones complicado para muchas mujeres. Aunque para otras parezca sencillo, lo cierto es que superada cierta barrera el embarazo puede complicarse, por ello hay que cuidarse un poco más. Es aquí donde entra en juego un conjunto de medidas que diferentes profesionales recomendarán.

En este caso, queremos trabajar sobre la relación entre alimentación y fertilidad, y que podemos hacer para mejorar nuestra salud y, por lo tanto, equilibrar nuestro cuerpo para lograr un embarazo. Aunque se diga que la ciencia es algo exacto, en este caso no lo es, hay veces que las cosas se complican y no se sabe exactamente el por qué. La información que expondremos aquí es solo un escalón más dentro de un proceso pero es necesario tenerlo en cuenta y llevarlo a cabo.

Relación entre alimentación y fertilidad

Existen tres factores que trataremos en este artículo y que es necesario detallar. Por un lado, hablaremos de los factores que pueden afectar a la infertilidad, también sobre los nutrientes que debemos tener presente si queremos quedar embarazadas y sobre los elementos que faltan en una dieta que puede acarrear problemas de salud en el embarazo.

Factores que afectan a la fertilidad

En el caso de las mujeres, los factores que afectan negativamente a la fertilidad son los siguientes:

  • Sobrepeso o infrapeso: en ambos casos las enfermedades asociadas a estas patologías pueden afectar negativamente al sistema reproductivo.
  • Estrés: el mal de esta generación, porque puede provocar diferentes enfermedades que impiden que un embarazo se lleve a término.
  • Edad: la edad siempre es un factor que juega en nuestra contra.
  • Problemas hormonales: existen diferentes problemas hormonales que provocan enfermedades como ovario poliquísticos o endometriosis.
  • Baja reserva ovárica: hay personas que tienen una reserva ovárica muy baja, ya sea por herencia o por la edad.
  • Otros: el virus del papiloma, fumar, beber, llevar una mala alimentación, la vida sedentaria, etc.

Alimentación y fertilidad

Llevar una alimentación adecuada es clave para conseguir un correcto funcionamiento del organismo y sobre todo del sistema reproductor. En estos casos buscamos llevar una dieta equilibrada y rica en nutrientes:

  • Consumir ácido fólico y B12: las vitaminas del grupo B son muy importantes, dado que se encargan de la división celular, lo que evitará problemas del tubo neural en el bebe. Además, la B9 y la B12 deben consumirse por lo general suplementadas, aunque de manera natural podemos encontrarlas en frutos secos y hojas verdes, o en el caso de la B12 en proteínas.
  • Antioxidantes: los radicales libres producidos por el estrés pueden afectar a la fertilidad, de ahí que las vitaminas A, C y E jueguen un punto clave en el proceso. En las frutas y las verduras podremos encontrarlas todas, es cuestión de comerlas variadas durante estos meses.
  • Hierro: las necesidades de hierro aumentarán progresivamente, de ahí que sea necesario tener una buena reserva. Por lo general, además de buscar alimentos ricos en hierro, el ginecólogo recetará una suplementación para asegurarse de que lo consumen.
  • Omega-3: este tipo de grasa es muy beneficiosa para el organismo y debe consumirse antes y durante el embarazo. Se puede encontrar en pescado azul como salmón o sardina y en frutos secos (mejor consumirlos crudos o tostados sin sal).

Todos estos elementos se encuentran de forma natural en los alimentos, de ahí que sea necesario llevar una dieta rica y variada. Si ingerimos productos como bollería o precocinados de manera recurrente, estamos quitándole espacio a una comida más real y necesaria. Busca alimentos frescos de temporada, esto junto a la suplementación nos hará tener unos buenos niveles.

Alimentación y riesgo de aborto

También existe la probabilidad de quedar embarazada pero perderlo. Este punto es delicado, pues sufrir esta pérdida no dependerá de nosotras. En este punto queremos solo señalar que tipo de déficits puede provocar esta situación:

  • Déficit en B12 o B9; como comentamos en párrafos anteriores, tener estas vitaminas niveladas es clave para el embarazo y el desarrollo fetal.
  • Déficit de vitamina, D: su deficiencia puede aumentar el riesgo de aborto durante las primeras semanas.
  • Déficit de yodo: tener bajo el yodo puede ser peligroso durante todo el embarazo.
  • Déficit de zinc o cobre: si esto ocurre, el desarrollo del bebe puede verse afectado.
  • Diabetes: la diabetes gestacional es complicada y debe tratarse adecuadamente.
  • Ingesta de productos nocivos como el tabaco o el alcohol es insalubre y afecta negativamente en el desarrollo del bebe.

Más
articulos

Sin categoría
Cristina Yebra Cañardo

Súper-Albóndigas de pollo rellenas

Para salir de la rutina y sorprender a nuestros invitados. Además, es sin gluten. Estas albóndigas se podrían acompañar con una salsa casera de tomate, cebolla y pimientos del piquillo.

Read More »

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter

×