Pros y contras de la dieta cetogénica

Las dietas son el tema más comentado del mundo, y cuando se acerca el verano empiezan a aflorar por todas partes. Una de las que más nos resuenan en la clínica de psiconutrición Huesca Rompiendo Dietas es la dieta cetogénica o keto. Lo más probable es que ya la conozcas y te hayas planteado llevarla a cabo en más de una ocasión, pues promete excelentes resultados en muy corto periodo de tiempo. Viendo la expectación que suscita, nos gustaría aclarar algunos puntos importantes para que no haya malos entendidos.

La dieta cetogénica ha ganado muchos adeptos, y lo cierto es que funciona; es decir, si comes bajo esas instrucciones, bajarás de peso. Pero, como ya te podrás imaginar, desde Rompiendo Dietas no somos muy afines a planes tan restrictivos, por el efecto a la salud física y mental que pueden tener. De ahí que solo la consideremos adecuada en determinadas circunstancias, para momentos concretos y bajo supervisión médica (analíticas y demás revisiones).

La dieta cetogénica basa su alimentación en una ingesta alta de grasas, con un consumo moderado de proteínas y muy bajo en carbohidratos. Con ello, se espera que el cuerpo entre en cetosis para que comience a producir moléculas llamadas cetonas, las cuales se fabrican en el hígado a partir de las grasas cuando no hay carbohidratos disponibles. Esto ayuda a quemar grasas y, por lo tanto, a bajar el índice de masa corporal y el volumen.

Es un mecanismo sencillo, que requiere de cierta ayuda o práctica para llevarlo a cabo. A muchos les encanta porque pueden comer más queso, cerdo o huevos de lo habitual. Aunque tiene muchos contras, también tiene muchos pros, y es cierto que en determinadas situaciones es una dieta que ayuda a tratar otras afecciones con buenos y rápidos resultados. Pero hay que tener precaución, porque el efecto rebote podría ser muy complicado.

Al margen de que sea usada puntualmente para tratar otras afecciones, como dieta para bajar de peso es efectiva, pero con un grado muy bajo de durabilidad. Como siempre decimos en consulta, uno debe crearse un estilo de vida que pueda mantener en el tiempo. Si no es así, debemos tener claro que los efectos igual que vinieron se irán, porque no hay ninguna adherencia.

En alguna ocasión la hemos trabajado puntualmente para ayudar al organismo a salir de cierta rutina cuando lo que se busca es bajar de peso. Pero siempre preferimos trabajar desde otras perspectivas, mucho más sólidas y largoplacistas. Por ello, vamos a tratar de evaluar los pros y los contras de la dieta cetogénica.

Que es keto: pros y contras de la dieta cetogénica

Aunque está demostrado que esta dieta solo puede utilizarse a corto plazo, dado que puede causar daños al organismo, también es eficaz y puede ser útil en determinadas circunstancias. Por ello, a continuación hablaremos de ellas:

Ventajas del keto

  • Aunque es muy estricta, pues disminuye los carbohidratos muchísimo, es cierto que en poco tiempo se consigue bajar de peso.
  • Disminuye mucho la ansiedad provocada por otras dietas. Esto se debe a su capacidad saciante gracias al aumento en la ingesta de grasas.
  • Se consumen menos calorías, pero la misma proporción de energía.
  • Reduce los radicales libres y aumenta los antioxidantes.

Inconvenientes del keto

  • El efecto rebote puede ser muy grande si no se hace la transición adecuadamente.
  • Si no se eligen bien los alimentos a consumir, puede aparecer una deficiencia de vitaminas y minerales.
  • La deshidratación es mayor; hay que vigilar los electrolitos.
  • Es una dieta muy exigente; si no eres cocinillas, padecerás muchos antojos.
  • Aumenta la necesidad de consumir alimentos salados y procesados.
  • No puede llevarse a cabo en periodos de lactancia.
  • No es apta para todo el mundo.
  • No es un estilo de vida saludable, es una dieta.
  • Hay que tomar suplementación para aliviar ciertas deficiencias que aparecerán a medio plazo.

Como se ha podido observar, tiene más contras que pros. Por desgracia, muchas personas se lanzan a hacerla por cuenta propia, y esto suele acabar dañando su salud física y mental. En nuestra consulta de psiconutrición, tratamos a pacientes que han pasado por este tipo de dietas restrictivas y que no han salido bien. Al tener un alto efecto rebote, es muy complejo asimilar tanto la bajada rápida como la subida en cuanto se empieza a comer normal.

Cuando hablamos de normal, no nos referimos a volver a comer pasteles o patatas fritas, sino a volver a ingerir fruta fresca, verduras en mayor cantidad, cereales o legumbres. Todos estos alimentos están prohibidos en la dieta keto, lo cual se convierte en una gran contra.

Más
articulos

cenar fruta es malo
Educación alimentaria
Rompiendo Dietas

Desmitificando que cenar fruta es malo

Romper mitos en torno a la alimentación es un reto que los nutricionistas Huesca llevamos décadas intentando. Atravesamos unos años que podrían llamarse revolucionarios en

Read More »

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter

×