Errores en la dieta que nos impiden perder peso

Uno de los temas más recurrentes que tenemos en consulta de psiconutrición Huesca Rompiendo Dietas es aquel relacionado con los errores que se cometen en la alimentación. Nuestros pacientes suelen acudir a nuestra consulta porque no consiguen bajar de peso, aunque sigan una alimentación saludable. Esta falta de resultados puede deberse a pequeños errores en la dieta.

Bajar de peso es uno de los propósitos más comunes por diferentes razones. En ocasiones, si el paciente tiene una buena relación con la comida y se mantiene saludable, no existen problemas aparentes para reajustar su ingesta habitual. Sin embargo, a veces cometemos errores en la dieta que nos hacen perder peso o subirlo por encima de lo natural en nosotros mismos.

Por ello, en este post intentaremos dar respuesta a algunas de las preguntas que trabajamos en consulta; una de las más habituales es: ¿por qué no adelgazo? Estos tips solo deben llevarse a cabo si te encuentras estable psicológicamente, si tu relación con la alimentación es sana y no arrastras ningún TCA. Son detalles sencillos, pero que deben trabajarse en consulta de manera adecuada para evitar males mayores.

Errores en la dieta que nos impiden perder peso

Hay que tener presente que eliminar estos errores de tu vida también te hará ganar salud. Es normal pensar constantemente que una dieta debe ser restrictiva, por lo que, enfocados en perder peso, solemos tomar una serie de decisiones que no nos llevan por el buen camino. A continuación enumeramos algunas de ellas.

Hacer dietas duras

Cuando se habla de dietas, entendemos que es un concepto temporal; esto quiere decir que en el momento que dejamos de hacerla sus beneficios desaparecen. Suele ser así porque cuando estamos en ese proceso llevamos nuestro cuerpo al límite haciendo ingestas muy restrictivas.

Esto no hay cuerpo que lo aguante, y al final acabamos abandonando; por lo tanto, recuperamos aquello que hayamos perdido. Lo ideal es cambiar de hábitos hacia unos más saludables y seguir el recorrido para ver hasta dónde nos lleva.

Esto nos hará perder peso si es eso lo que necesitamos: realizar más actividades deportivas, mejorar nuestra relación con la comida y saber qué ajuste hacer para conseguir nuestros objetivos. Haciéndolo de esta manera, conseguiremos perpetuar nuestras acciones y no abandonarlas al poco tiempo.

Comer bajo en calorías

Un error muy común consiste en consumir alimentos bajos en calorías pensando que así perderemos rápidamente peso. Hacer esto no es saludable ni se puede mantener en el tiempo, porque solo viviremos con hambre, lo que nos llevará a cometer algún atracón, seguramente nocturno.

Pasar hambre solamente hará que nuestro metabolismo se ralentice hasta llegar a un punto de modo ahorro, lo que nos hará perder peso mucho más lentamente o incluso dejar de perderlo. Para que nuestro cuerpo siga funcionando e incluso baje de peso, es importante darle todo lo que necesita cuando lo requiere.

Pasar hambre nunca es la solución a ningún problema.

Reducir drásticamente los hidratos de carbono

Los pobres hidratos de carbono tienen muy mala fama, y siempre son los que antes se cancelan en las dietas. Esto es un error, puesto que los carbohidratos son muy relevantes. Lo que hay que hacer es elegir aquellos que mejor se adapten a nosotros y buscar un equilibrio en su ingesta.

Los carbohidratos son unos nutrientes que se encuentran presentes en muchos alimentos: frutas, harinas, arroces, pastas, verduras, etc. Solo hay que saber cómo funcionan para saber cómo y cuándo comerlos.

Batidos detox

Esta moda ha hecho mucho daño, pues no hace más que incentivar la cultura de la dieta. Desde que muchas famosas aparecieron tomando zumos verdes, todo el mundo empezó a querer beberlos para bajar de peso.

Siento desilusionarte, pero no sirven para nada. No es que no sean dañinos, lo son. Tienen verduras y frutas, pero no es la mejor forma de ingerir alimentos, pues siempre es mejor hacerlo en piezas completas para que la fibra y la glucosa no se conviertan en un problema. Además, no son nada depurantes; el organismo se depura solo llevando una alimentación sana y equilibrada; no necesita más ayuda.

Descansar poco

La falta de sueño y el estrés son causas que pueden provocar que subamos de peso. En estas situaciones la hormona cortisol nos juega malas pasadas y puede hacernos engordar o no adelgazar, aunque sigamos un plan.

Consumir alcohol

El alcohol parece inofensivo, pero engorda mucho y no aporta nada. Las bebidas alcohólicas cuentan con un índice calórico muy alto y no aportan ningún nutriente; por lo tanto, nunca nos saciarán y estaremos ingiriendo calorías vacías.

Más
articulos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter

×