Cómo saber si tenemos heces saludables

Un punto clave y poco hablado para saber si nuestra alimentación o nuestro proceso digestivo son correctos es saber si tenemos heces saludables. Comprendemos que nadie quiere hablar sobre el color caca, su forma, textura u olor, pero es algo muy importante. Desde nuestras consultas de nutrición Huesca Rompiendo Dietas, siempre aconsejamos a nuestros pacientes que observen cómo son sus deposiciones y luego nos lo vayan contando.

Tener las heces saludables nos ayudará a confirmar que la alimentación que estamos llevando a cabo es la adecuada y que no tenemos ningún tipo de patología en la zona intestinal. Es frecuente que nuestros pacientes se sorprendan cuando hablamos de esto, pero intentamos educarlos también en este tema para que se autoconozcan mejor.

Es fundamental saber que las heces pueden tener diferentes maneras, colores y olores, y que la salud tiene muchas facetas. Las personas debemos defecar de manera fácil, sin tensiones, y nuestra caca no debe tener sangre. La regularidad de las deposiciones depende de cada persona, de la dieta y de la salud de las heces; no es relevante si algún día de la semana no se evacua, pero sí lo es conocer qué regularidad se tiene.

Cómo saber si tenemos heces saludables

A continuación analizaremos las heces saludables y el color que deben tener:

  • Color marrón medio oscuro: cuando cuentan con esta tonalidad es debido a un pigmento llamado bilirrubina, que se forma cuando los glóbulos rojos se descomponen.
  • Olor fuerte: se debe a que las bacterias en las heces emiten gases.
  • Defecar cómodamente: defecar con dolor no es normal; una evacuación intestinal debe ser indolora y con la mínima tensión.
  • Textura firme, pero suave: si las heces están compuestas por una sola pieza, o por dos o tres pequeñas, es síntoma de tener un intestino suave.
  • Regularidad: la mayoría de las personas acuden al WC una vez al día, aunque otras pueden hacerlo dos o incluso tres veces. Se considera dentro de los parámetros saludables que una persona vaya al baño un mínimo de tres veces a la semana.
  • Las heces pueden tener diferentes aspectos, pero es importante hacer un seguimiento para ver si cumplen las características que hemos nombrado en los puntos anteriores.

Color heces saludables

Existen diferentes colores en las heces: unos están dentro de los parámetros saludables y otros no tanto; por ello a continuación los describiremos:

Heces negras

Las heces negras son aquellas que tienen una apariencia parecida al café molido, lo cual nos hace presagiar que hay sangrado intestinal. También puede deberse a algún tipo de suplementación que se esté tomando, como hierro, regaliz negro, cerveza negra o medicamentos.

Heces blanquecinas

Cuando las heces son pálidas, con tonos grises o blanquecinos, es posible que se padezca de algún problema en el hígado, pues quiere decir que falta bilis. También cuando se está consumiendo algún medicamento contra la diarrea puede ser que la caca coja ese color.

Heces con tono verdoso

Si se lleva una alimentación rica en productos verdes, como espinacas, col u otros, puede ser que las heces adquieran esta tonalidad. Sin embargo, también puede ser un signo de exceso de bilis y falta de bilirrubina en la zona anal.

Heces rojizas

Hay que prestar mucha atención a esto, pues puede ser que las heces adquieran este color por culpa de un sangrado intestinal. Si la aparición de sangre es muy pequeña, puede ser que se padezca de hemorroide o que haya alguna fisura en el ano.

La alimentación puede jugar una mala pasada en este tema, pues el consumo de remolacha, bayas rojas, zumos rojos y demás puede hacer que nuestras cacas adquieran un color rojo.

Heces anaranjadas

Cuando se tienen los conductos biliares bloqueados o se consumen algunos medicamentos, como los antiácidos o los antibióticos, las heces pueden volverse de este color.

Como siempre, la comida que ingerimos frecuentemente también afecta al color caca: comer zanahorias o calabazas ayuda a teñir las heces, dado que poseen betacaroteno, que es como un pigmento natural.

Heces amarillentas

Las heces amarillas suelen tener un aspecto grasiento, pues sugieren que hay demasiada proporción de grasa en la caca. Esto puede deberse a un problema de absorción o a que se padece alguna dificultad para producir enzimas o bilis.

Es normal que existan variaciones en el color de las heces, pues las dietas cambian, las menstruaciones influyen, y también lo hace la ingesta de medicamentos o suplementos. Por ello, es importante que estés pendiente, la estudies de forma regular y acudas a tu nutricionista de confianza para solventar las dudas que puedas tener.

Más
articulos

hiperproductividad
Psicología
Rompiendo Dietas

¿Qué es la hiperproductividad?

Uno de los grandes conflictos que solemos trabajar desde la psicología actual es tratar de solventar los conflictos internos provocados por situaciones externas. Por desgracia

Read More »

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter

×