¿En qué consiste la psiconutrición online en Huesca?

La alimentación va mucho más allá de comer alimentos: es un acto que debe hacerse de forma consciente y en función de las necesidades de nuestro cuerpo. Por desgracia, el ritmo de vida y los valores de esta sociedad han convertido la comida en una especie de droga para muchos de nosotros, provocando trastornos como el TCA (trastorno de la conducta alimentaria) en gran parte de la población. Es aquí donde entramos desde nuestro centro nutricionista, en el cual contamos con un servicio de psiconutrición online en el que trabajamos la alimentación desde una perspectiva más holística.

El hambre emocional se ha vuelto un problema muy común: en algunos casos, es una acción puntual; en otros, se vuelve un trastorno de la conducta alimenticia que debe tratarse con profesionales. Estos deben ser tanto psicólogos como nutricionistas, de ahí la rama de la psiconutrición. Gracias a esta fusión, podemos tratar desde otra perspectiva mucho más completa a personas que vienen buscando la posibilidad de perder peso. Este enfoque nos permite solucionar todos los problemas de raíz.

Desde la psiconutrición online en Huesca, trabajamos con personas que, en muchas ocasiones sin saberlo, tienen un problema con la comida. Este inconveniente surge porque comen en exceso al tener mucha hambre psicológica o emocional. Tienen un concepto erróneo de lo que es comer de manera equilibrada y se pasan el día compensando, o porque tienen miedo a ciertos alimentos y no saben cómo ingerirlos o introducirlos en su dieta habitual.

La ansiedad de comer es un problema que no tiene la misma solución para todas las personas. Hay que indagar y encontrar el origen del problema y analizar las características y la situación personal de cada paciente para que podamos ofrecerle un servicio efectivo.

¿En qué consiste la psiconutrición en Huesca?

La psiconutrición estudia la relación que tenemos con la comida, la cual en muchos casos no es sana. Deja de lado todas aquellas técnicas arcaicas que se basaban exclusivamente en decir a todo el mundo que la fórmula mágica es quemar más calorías de las que se consumen, como si eso fuera igual para todo el mundo. Parte desde el hecho de que la nutrición no se ocupa solo de la ingesta de comida, sino también de examinar el estado físico (obesidad, diabetes o SOP) y emocional (hambre emocional, atracones o situación laboral o sentimental) de las personas.

A continuación analizamos los problemas que la psiconutrición más suele abordar, a veces en colaboración con otros profesionales, a los que derivamos desde nuestra consulta de psiconutrición en Huesca Rompiendo Dietas si vemos que se necesitan otros estudios:

Ansiedad de comer

La ansiedad por la comida es un problema que se ha ido multiplicando en las últimas décadas. La comida se ha vuelto el centro de atención de muchas personas, ya que constantemente están pensando en comida: cuál preparar, cuál engorda y cuál no. En muchos casos, para paliar este pensamiento, se pasan el día picoteando, poco quizás, pero de manera frecuente.

Estas personas necesitan encontrar un equilibrio en su alimentación porque la comida tiene demasiado peso en su día a día. Por lo tanto, si has llegado hasta aquí y tienes este problema, contacta con nosotros sin compromiso.

Comer compulsivamente

Este es un problema un poco más serio. Los comedores compulsivos se caracterizan por consumir una gran cantidad de alimentos —y, por lo tanto, de calorías— en un breve espacio de tiempo. Tienen una pérdida de control durante la ingesta, lo que les provoca a posteriori angustia, tristeza y ansiedad por el peso que van a ganar, lo cual los vuelve a arrastrar a un nuevo atracón.

Estas personas suelen padecer sobrepeso (no todas), pero viven su relación por la comida como una adicción. Suelen acudir a nuestro centro buscando ayuda para perder peso, pero lo cierto es que debemos tratarlas con otras perspectivas, sanar ciertos problemas para poder comenzar a reconducir su alimentación hacia nuevos hábitos más sanos. En este tipo de personas, no funcionan las dietas restrictivas, ni a corto ni a largo plazo, pues supondrían un efecto rebote y una carga mental mayor.

Trastornos de conducta alimentaria

En los trastornos alimentarios complejos, como anorexia, bulimia o anorexia nerviosa, la psiconutrición es muy importante. Los pacientes que los padecen requieren mucha más atención y, por desgracia, en algunos casos ingresos en clínicas o centros hospitalarios, porque su vida puede llegar a correr peligro.

Por lo tanto, al llegar a nuestra consulta, evaluamos la situación y vemos cuál es la mejor solución que podemos darles, ya sea a través de nosotros o derivándolos a otros puntos de salud si la situación así lo requiere.

Más
articulos

Sin categoría
Cristina Yebra Cañardo

Súper-Albóndigas de pollo rellenas

Para salir de la rutina y sorprender a nuestros invitados. Además, es sin gluten. Estas albóndigas se podrían acompañar con una salsa casera de tomate, cebolla y pimientos del piquillo.

Read More »

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter

×